Personalización de Traxxas Slash: Traxxas Slash Baja Bug

No se si has probado alguna vez un short course (SC), pero la verdad es que resultan curiosos y divertidos, puesto que tienen una conducción bastante realista a lo que el mundo del radiocontrol me tenía acostumbrado.

Yo llegué a ellos buscando un coche para llevar a la playa (si, ya se que no se deben meter los coches en la arena salada de las playas porque se estropean y bla bla bla, pero lo siento, es jodidamente divertido) y me encontré con las típicas personalizaciones de Traxxas Slash, carrocería Pro-Line Baja Bug y ruedas Pro-Line de palas (Sling Shot y Mohawk). La que más me llamó la atención fue ésta:

JeffAndersen_front

JeffAndersen_rear

Concretamente, estas fotos las envió un tal Jeff Andersen al concurso de clientes de Pro-Line, en el que tu mandas fotos de tus coches personalizados con equipamiento Pro-Line.

Por familiaridad con la marca, Traxxas siempre ha sido una de mis marcas favoritas por varias razones, decidí que el Traxxas Slash sería mi coche, y ya que tengo un escarabajo clásico y siempre me ha gustado, el coche para la playa sería un Slash Baja Bug. Esto es el material que utilicé:

Coche

Traxxas Slash 1/10 2wd VXL, es decir, la versión 1/10 de tracción trasera, que trae de serie un servo Traxxas 2075 (lento, flojo, pero resistente al agua y suficiente para hacer el tonto con el coche) y con el combo brushless de Traxxas, el Velineon VXL-3s con motor 3500kv (nada configurable, con fama de que casca pero resistente al agua y suficiente para hacer volar el coche a 3S).

El coche lo encontré de segunda mano al maravilloso precio de 130 euros. Tenía la carrocería hecha una mierda y las ruedas estaban medio gastadas (y estas ruedas son casi indestructibles, y una mierda todo hay que decir), pero me daba igual porque la idea era cambiar ambas cosas.

Carrocería

Pro-Line Volksvagen Baja Bug, que me costó 35 euros al cambio. La compré en Tower Hobbies. La putada es que como todas las carrocerías que compras y no son de serie, o casi todas, viene sin pintar y sin recortar. Al precio de la carrocería tienes que sumarle 7 euros (aproximadamente) por bote de pintura, en mi caso fueron 3 botes, así que 21 euros más.

Ruedas

Pro-Line Sling Shot 2.2/3.0 para detrás y Pro-Line Mohawk 2.2/3.0 para delante, en llantas Pro-Line Split Six beadlock. En total las ruedas y las llantas fueron 60 euros al cambio, y las compré en el mismo sitio, Tower Hobbies. Cabe destacar que si estás suscrito al boletín por email que mandan, cada poco tiempo te mandan código de descuento, que te permitirán descontar 20 dólares si compras 100 dólares, y junto con el descuento en los gastos de envío si compras más de 100 dólares se hace bastante jugoso hacer un pedido de 100 dólares.

Total

En total fueron 225 euros + 21 de pintura. Lo pongo por separado pues los gastos en pintura son relativos. El coche se pintó de rojo, y sobró algo de pintura roja, y se le echó para darle acabado una capa interna de blanco (lo recomiendan para que el color coja brillo), y también sobró. El motor se pintó en gris gun metal (craso error, tenía que haber sido plata de toda la vida), y sobró muchísima, por lo que en realidad al pintar varias carrocerías el gasto no es del todo cierto.

Resultado final

Este fue el resultado final:

Con unas ruedas normales el coche es capaz de moverse por la arena de la playa sin problemas, tanto la seca como la mojada, así que no hacen falta en realidad. Ahora bien, el coche con ruedas de palas va dejando tras de sí una estela de arena con forma de aleta de tiburón que con unas ruedas normales no se consigue, por lo que la tracción es bastante mayor con ellas.

OJO, el coche en la arena se calienta un huevo, primero porque siempre va a fondo, y segundo que la arena es una superficie que tira mucho del coche.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *