Traxxas E-Revo Rat Rod

Traxxas E-Revo Hot Rod, la personalización para comer asfalto

Algunas veces quedamos para rodar un poco en asfalto, las típicas explanadas de parking que los fines de semana no se usan. Ponemos unos conos, marcamos un pequeño circuito y hacemos el tonto un rato. A veces ni tan siquiera se ponen los conos, el caso es pasarlo bien en buena compañía. Para esos momentos, es donde utilizo el Traxxas E-Revo Hot Rod.

Para las veces que voy a rodar en estas explanadas, y sobre todo por el uso que hago de los coches, a mi personalmente no me merece la pena comprar un coche específico de touring, así que al final terminaba utilizando el Traxxas E-Revo con las ruedas de serie, que son bastante duras y aguantan el uso esporádico en asfalto bastante bien. En el fondo, yo utilizo el Traxxas E-Revo para todo, pues para el uso casual que hago de los coches RC, básicamente bashing, me aporta lo que necesito: versatilidad.

Pro-Line Hot Rod 3396-00

Cuando hace un tiempo Pro-Line presentó su carrocería Hot Rod para el Traxxas Revo VXL 1/16 (Pro-Line 3396-00) me sorprendió mucho. Era algo que salía de lo normal, un E-Revo Hot Rod era perfecto para ir a rodar puntualmente a esas explanadas… Además, Pro-Line se curra mucho las fotos de las carrocerías y entran por los ojos.

Estuve esperando un tiempo, estaba seguro de que sacarían la versión para el E-Revo Hot Rod 1/10 y por fin se presentó: Pro-Line 3410-00. La carrocería resultó ser incluso más bonita que la pequeña, montaba un motor al aire muy detallado que en su hermana pequeña no aparece y como siempre Pro-Line se curro las fotos…

Pro-Line Hot Rod 3410-00

Me la compré de cabeza, pero yo la pinté de rojo con unas franjas blancas estilo Starky & Hutch. Ese fué mi primer Traxxas E-Revo Hot Rod, y aunque posteriormente vendí el E-Revo Hot Rod, me quedé con un buen sabor de boca con esta carrocería.

Tiempo después empecé este blog y cuando estaba realizando la traducción del artículo Traxxas E-Revo Diablo, que monta una personalización extrema, pensé que estaría bien hacer una personalización un poco distinta, escapando de lo típico: carrocería similar a la de serie, alerón, defensas… Recordé entonces mi E-Revo Hot Rod (que no era más que un E-Revo con carrocería) y pensé lo bien que quedaría algo parecido pero con ruedas específicas para asfalto, suspensiones rebajadas y algunas opciones para que quedase bonito.

La base

La base fue un Traxxas E-Revo que encontré de segunda mano por 360 euros. Montaba la electrónica de serie, combo Castle Mamba Monster con motor 2200kv y servos Traxxas 2075 waterproof, pero además llevaba las siguientes opciones:

  • Push rods de aluminio rojo Traxxas, ref. 5318X
  • Tie rods de aluminio rojo Traxxas, ref. 5338R
  • Trapecios delanteros RPM color negro, ref. 70372 y 80212
  • Trapecios traseros RPM True Track color negro, ref. 80562

El E-Revo Hot Rod tenía que verse bonito, así que compré un chasis nuevo y lo intenté teñir de negro. Y digo intenté porque pagué la novatada de la primera vez, no apliqué bien el tinte y se quedó más bien en un color azul marino bastante oscuro. Cuando tenga tiempo y la infraestructura necesaria, colgaré un vídeo con otro intento de teñir un chasis y a ver que resultados salen. El chasis lo pillé en ebay y me costó algo más de 25 euros, unos 13 del chasis y 12 de envío aproximadamente.

La aventura de los rockers de Atomik

El chasis teñido en “negro” le daba un toque muy bueno al coche según iba montando las piezas sobre él, pero quizás necesitaba algo de color en contraste. Dado que ya tenía los push rods y los tie rods en aluminio rojo, y que los amortiguadores también son rojos, pensé en unificar las cosas en ese color y empecé a buscar piezas de aluminio rojo para el E-Revo Hot Rod, centrándome en los rockers.

Buscando por internet no encontré una gran variedad, unos se ven cutres, otros no tenían color rojo (3Racing) y al final encontré las piezas de Atomik, que cumplían dos premisas básicas: se veían muy bonitas y además su precio no era sangrante. Aprovechando el envío pedí los rockers y también las torretas de amortiguación: 12 euros cada par de rockers y 8 euros cada torreta, total 40 euros, que no era una inversión grande y que le darían al E-Revo Hot Rod un buen aspecto.

Si fuese ahora, quizás no hubiese comprado las piezas Atomik, porque todo fueron problemas. Declararon el coste de envío como parte del valor del material, que por otra parte declararon como juguetes en vez de recambios, con lo que aduanas paró el paquete y me hizo 25 euros de tracatrá. Eso sumado a los 30 euros de envío, resultaron en casi 100 euros por 4 tristes piezas. Por encima, resulta que con estos rockers no se pueden montar las estabilizadoras traseras de Traxxas (mi culpa por no fijarme antes) y por encima una de las torretas no encajaba bien en la curva del chasis… Me puse en contacto con su servicio técnico y les pregunté si no medían las piezas antes de hacerlas, pues me extraña que fuese solo mi torreta la que no encaja bien,  pero ellos me pidieron un vídeo para ver que no encajaba bien en el chasis y alguna foto, así que eché cuentas: pasar el trabajo de hacer el vídeo, enviárselo, esperar a que lo miren, que me envíen una pieza y que la caguen con aduanas (otra vez) y enviarles la pieza supuestamente defectuosa a USA… Me salía más a cuenta mandarlos a tomar por saco y comerme las piezas.

De todas maneras, dejo unas imágenes de las piezas. Son bonitas pero…

Atomik TRP44026R Atomik TRP44027R Atomik TRP44029R

Se corresponden a las referencias TRP44026R, TRP44027R y TRP44029R respectivamente. Los rockers traseros ya no están en su página web, o al menos no ahora cuando he ido a buscar la imagen.

Trapecios, manguetas, hexágonos y cardans

Siguiendo el montaje, me planteé cambiar también las manguetas, pero la verdad es que tuve unas HR y no me gustó que los fuelles que trae de serie no encajasen bien en ellas. Eso sumado a que al montar los RPM True Track atrás no puedo cambiar las traseras me decidí a dejar las de serie delante, que cumplen perfectamente su cometido, y quizás más adelante montar unas RPM a juego con las traseras y con los trapecios.

Un breve inciso. En este montaje de E-Revo Hot Rod van montados los trapecios RPM porque la base utilizada ya los traía, pero tengo que decir que son una maravilla y creo que son una de las primeras piezas opcionales a montar en el coche. Cuestan unos 65 euros, frente a los 15 o 20 euros que cuestan los de serie comprados en lote por ebay, pero merecen la pena. Hace tiempo encontré por ebay una copia china de marca MadMax que eran exactamente iguales (disponibles en blanco, azul y negro) pero que costaban 30 euros. Los tuve muy poco tiempo, pues vendí los coches en los que estaban montados, pero mientras los tuve cumplieron perfectamente. Hay alguna diferencia de acabados, por ejemplo cuesta meter el eje por los agujeros las primeras veces, pero por lo demás, todo ok.

Siguiendo con el E-Revo Hot Rod, siempre quise montarle los cardans CVD de acero (ref. 5451R) a mi E-Revo, así que aprovechando que estaba personalizando el coche para que quedase más bonito estuve buscando unos y los encontré de segunda mano en una tienda ebay de USA. En la misma tienda tenían en venta unos hexágonos opcionales de Traxxas en color rojo (ref. 5353R), y aprovechando los gastos de envío también los traje para casa, pues necesitaba comprar unos hexágonos para otro proyecto y estos le quedaban bien al E-Revo Hot Rod. Las 2 cosas con el envío me costaron 66 euros, frente a los 70 euros + envío de haberlas comprado nuevas, más o menos. No supone una gran diferencia, pero las piezas estaban como nuevas y además no es fácil encontrar una tienda con buenos precios que tuviese las dos cosas.

Traxxas 5451R Traxxas 5353R

Electrónica: cambiando el servo

En principio la electrónica no iba a cambiarla pero como posteriormente necesité unos servos waterproof para un Summit que estaba montando, me surgió la oportunidad de o bien comprar uno para el E-Revo Hot Rod y usar los que traía en el Summit, o bien comprar otros para el Summit, y opté por la primera opción. Además, era la opción más económica pues para el uso que iba a darle al E-Revo Hot Rod no necesitaba que fuese waterproof y prefiero montar un solo servo un poco mejor que dos peores, evitándome andar con cables “Y” en emisoras que no sean Traxxas ni tener que ajustarlos finos para que no se estorben.

Había visto en Hobby King el servo Turnigy Trackstar TS-900, que marcaba 15.8KG en 0.11s y costaba unos 37 euros al cambio. Si a eso le sumamos que lleva motor brushless, piñonería de titanio y que tiene la caja metálica de color negro y rojo, a juego con el E-Revo Hot Rod, era un “perfect fit”.

Turnigy Trackstar TS-900
Es bonito, pero que pasa si no cumple lo que promete?

Tengo que decir que una vez que lo he montado y probado a mi me da la sensación de que el servo no llega a las características que marca. Es rápido, más o menos, pero al lado de un Savox 1258TG que llevo montado en otro E-Revo parece que le cuesta más mover las ruedas en parado, y eso que el Savox es de 13kg. Además, he leído comentarios en foros donde más gente dice no cumple las características que marca, así que ojito al comprar el servo este. A mi me resulta suficiente, pero alguien que realmente necesite 15kg igual se lleva un chasco.

Ruedas

Pro-Line Road Rage 40 series en llanta Axial 8 Hole BeadlockPara el E-Revo Hot Rod tenía clara la rueda que quería, Pro-Line Road Rage series 40. Encontré unas en milanuncios de segunda mano y las monté en unas llantas Axial beadlock que compré en ebay con aros verdes ondulares en lugar de los grises de serie.

La verdad es que las ruedas le quedaban genial al coche con el perfil tan bajo que le dan las llantas de serie 40…

HPI Phaltlines en llantas HPI BlastEl problema vino cuando descubrí que, al girar a tope, los aros verdes rozaban en los trapecios delanteros, con lo que acabaría dañándolos si seguía con esta configuración, así que había que buscar alternativas. Por internet había fotos de otros E-Revo Hot Rod que, no se si por haber tenido el mismo problema que yo o por decisión propia, montaban en el eje delantero unas HPI Phaltlines.

A mi estas ruedas siempre me han parecido un poco estrechas de más para el E-Revo, pero como tenía por casa un juego montadas en llantas Blast hice la prueba (información en la página oficial de HPI).

No me gusta que las llantas sean distintas delante y detrás, pero en este caso era una solución efectiva y me ahorraba dinero buscando otra solución. Como eran plateadas les di una mano de pintura negra para que no se viesen tan distintas a las ruedas del eje trasero.

Sabiéndolo, me habría comprado unas Road Rage 3.8 en llanta Pro-Line F11 (tal y como lleva el coche en la web de Pro-Line), y quizás hubiese probado a montar diferencial central y ruedas 2.8 delante, pues la llanta F11 tiene medida 2.8 con hexágono de 17mm. Habría que mirar si rozan en las manguetas o en los trapecios… Por si alguien no las conoce, estas son las Pro-Line F-11:

Pro-Line F11

La carrocería y las defensas

He dejado la carrocería para el final porque no tiene mucha ciencia. La compré nueva (sin recortar ni pintar) y tuve la suerte de encontrarla de oferta en una tienda de ebay UK por 35 euros con el envío ya incluído. Da un poco de trabajo enmascarar el motor y tal, pero la verdad es que es una carrocería en la que merece la pena perder el tiempo enmascarando. Esta vez he usado cinta de papel para enmascarar, pero la próxima que pinte me compraré máscara líquida, porque me han hablado maravillas de ella y quiero comprobar si es cierto.

Para la carrocería escogí el color según las pinturas que tenía por casa para aprovechar. En concreto, tenía un gris “gun metal” desde hacía tiempo. Como el color en el que había pensado inicialmente era el negro,un gris muy oscuro podía cumplir perfectamente la función, así que la pinté con este gris y sorpresa! el resultado fue mucho mejor del esperado y acabó siendo un gris antracita muy bonito. Plata para el motor y la raya lateral (la vi en otro Hot Rod y me gustó el detalle de la raya lateral) y azul para las tapas del motor (aunque rojo hubiese quedado infinitamente mejor, pero no tenía)  y E-Revo Hot Rod pintado.

Decidí no montar defensa delantera, ya que la carrocería apoya en la defensa inferior, en caso de golpe, y además podía bajar más la carrocería, pero necesitaba algo atrás para proteger un poco la carrocería. Así que cogí el soporte de la defensa delantera, le monté la defensa trasera (es recta, la delantera es curva) y se lo monté atrás. El resultado fue muy bueno, aunque quizás con una defensa de Revo 3.3, al ser un poco más ancha, quede incluso mejor.

Por último, le puse los postes roscados para la carrocería de Pro-Line (referencia 6307-00). Por si alguien no los conoce, en lugar de tener un agujero para pasar el clip tienen un tornillo donde se enrosca una tuerca grande (con la mano). Cuestan 12 euros y para mi los valen, ya que te quitas de encima los clips, aprietan la carrocería más firmemente y además quedan mucho mejor y son más discretos. Dejo una imagen de como quedan:

1430479252956-2090303504

Últimas modificaciones

Para que el E-Revo Hot Rod fuese lo más bajo posible, le puse los push rods en la posición más baja de los trapecios y cuando fuí a probar el coche me encontré que el pobre tocaba con el morro abajo al frenar y con el culo al acelerar bruscamente. La solución que se me ocurrió fue cambiar la densidad de las siliconas a 80 pero aún así seguía haciéndolo, así que también le puse los muelles de un Summit, que son bastante más duros. Ahora el coche no toca abajo al frenar ni acelerar, pero en contrapartida va como una tabla y detecta cualquier mínima ondulación en el asfalto, es gracioso de ver.

 Resultado final: Traxxas E-Revo Hot Rod

Y este es el resultado final del Traxxas E-Revo Hot Rod:

Traxxas E-Revo Hot Rod

1430479163074110325399z14304792014552056569718 1430479338081-331370558 1430479399643-1932219401

 

El coste total para hacer esto ha sido:

  • Traxxas E-Revo de base: 350€
  • Carrocería Pro-Line Hot Rod: 35€ (las pinturas son aprovechadas, si no habría que sumarle unos 20-30 euros más si hay que comprarlas).
  • 2x HPI Phaltline: 35€
  • 2x Axial beadlock: 15€
  • 2x Pro-Line Road Rage 40 series: 35€
  • Cardans CVD + Hexágonos rojos: 65€
  • Servo Turnigy Trackstar TS-900: 37€
  • Torretas de amortiguadores y rockers Atomik: 90€
  • Cambio de marchas: 35€
  • Muelles de Summit: los tenía por casa, pero imagino que por 10€ tienen que poder conseguirse

En total, la broma del Hot Rod sale en unos 700 euros, que podemos reducir bastante si quitamos las piezas Atomik y el cambio de marchas. Si ya tenemos las ruedas de algún otro proyecto, por ejemplo, son otros 100 euros que nos ahorramos.

Espero que os haya gustado el resultado, realmente en movimiento es una pasada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *